MGG / Últimas Críticas de juegos /

Análisis de Star Wars Jedi Fallen Order para PS4, One y PC

Análisis de Star Wars Jedi Fallen Order para PS4, One y PC
0

Respawn Entertainment y Electronic Arts nos han traído por fin la esperadísima nueva experiencia para un jugador ambientada en el universo Star Wars, poco después del Episodio 3, con un toque Metroidvania tan interesante como bien realizado.

Análisis de Star Wars Jedi Fallen Order para PS4, One y PC
90

Star Wars vuelve a estar más de moda que nunca. En primer lugar porque estrena el Episodio IX el próximo 19 de diciembre, poniendo fin a la historia de la Saga Skywalker. En segundo porque ha llegado Disney + a parte de universo conocido (que no a España), y con ello The Mandalorian, la primera serie con actores reales de esta galaxia muy, muy lejana... Y es increíble. Y finalmente, porque por fin nos llega un juego diseñado específicamente para el jugador en solitario, tras la cancelación de Star Wars 1313 hace ya un tiempo. Hablamos de Star Wars Jedi Fallen Order, un título desarrollado por Respawn Entertainment que ha aterrizado para demostrarnos que Dark Souls y Uncharted pueden tener un hijo, y llevarlo a un maravilloso universo de ciencia ficción. Ese podría ser el resumen más tosco que se nos ocurre de este título, pero por supuesto, vamos a tratar de profundizar en ello.

Este título nos pone en la piel de un Jedi que tuvo que esconderse tras la infame Orden 66 del Imperio Galáctico, con el sucesivo alzamiento de Palpatine, para convertirse en el Emperador. Cal Kestis, que así se llama el joven, ha pasado los últimos años de su vida escondido en un planeta chatarrero, recogiendo partes de naves para ganarse la vida, mientras olvida poco a poco su relación con la Fuerza. Sin embargo, el destino le alcanza pronto y acabará viéndose metido de lleno en un intento de resurrección de la Orden Jedi, mientras unas guerreras llamadas Las Hermanas, tratan de darle caza. Tendremos que visitar, junto a él, una serie de planetas completamente originales, mientras nos enfrentamos a toda suerte de criaturas salvajes, soldados imperiales y demás enemigos de baja y alta estofa.

Tráiler de lanzamiento de Star Wars Jedi: Fallen Order

Este es el punto de partida para la fantasía jedi de turno, en la que partimos de ser un personaje nimio, pero sensible a la fuerza, y acabamos convirtiéndonos en toda una demostración de poder jedi. El camino que seguimos es, hasta cierto punto tradicional, ya que Star Wars Jedi: Fallen Order puede jugar casi de manera lineal, avanzado en los niveles propuestos sin salirnos demasiado del guión, si es lo que preferimos. En este caso experimentaremos una aventura de esas difíciles, pero satisfactorias, con montones de diálogos entre personajes, escenas pregrabadas de lo más espectacular, al estilo de Uncharted, un crecimiento del protagonista con puntos de experiencia y nuevas habilidades... El viaje, si te quedas con lo básico, será muy entretenido, y la calidad de su narrativa lo coloca casi por encima de las películas de la primera trilogía (Episodio 1, 2 y 3, no nos equivoquemos).

Pegarás espadazos, vivirás situaciones límite, descubrirás esquinas del universo Star Wars inexploradas, charlarás con personajes únicos y, para más inri, encontrarás pequeños detalles y referencias que unen Star Wars Jedi: Fallen Order con el gran universo Star Wars, porque resulta que el juego de Respawn es canon. El sueño húmedo de todo fan de la saga galáctica por excelencia, que además está realizado con sumo cuidado y atención al detalle para intentar estar a la altura de las exigentes circunstancias que le rodean.

Tráiler de historia de Star Wars Jedi: Fallen Order

Y, sin embargo, Star Wars Jedi: Fallen Order es mucho más que un simple tren de la bruja espectacular y efectista como podría llegar a ser considerado un juego de Uncharted. Aquí se incorporan mecánicas de la serie Soulsborne, como hogueras en las que descansar (que hacen reaparecer a los enemigos), un sistema de combates concienzudo que nos obliga a esquivar, repeler y atacar siempre teniendo en cuenta a nuestros rivales, muertes que nos hacen perder la experiencia acumulada hasta que volvemos a luchar contra el enemigo que nos ha matado, etc. En resumidas cuentas, que puede parecer que el juego que nos ocupa es un pequeño Frankenstein que sobre el papel no parece tener demasiado sentido, pero que con el mando en las manos ofrece un resultado excelente.

Y quizás eso sea el primer gran acierto de esta obra, saber juntar distintas mecánicas que suenan incompatibles y hacer bailar al unísono. De esta forma, los mundos de Star Wars Jedi: Fallen Order están poblados de enemigos muy duros y, como en Dark Souls, se trata de mapas interconectados de gran tamaño que vamos abriendo poco a poco, hasta desgranar todos sus misterios. Esto hace que la exploración de cada localización sea interesante, y que la dificultad de los combates compense, ya que cada poco conseguimos abrir un nuevo atajo que nos permitirá saltarnos una parte del mapa para seguir avanzando. A esto se añade un sistema de combate simple y accesible, que premia más los reflejos que la capacidad para memorizar series de comandos. El resultado es que querrás seguir jugando hasta el siguiente punto de meditación... Y más allá.

Tráiler de Star Wars Jedi: Fallen Order del E3 2019.

Y decimos más allá porque a todo lo comentado se añade un nuevo elemento diferenciador, más propio de los juegos de estilo metroidvania que de los títulos que ya hemos citado como referencia para esta título: Star Wars Jedi: Fallen Order permite volver atrás en los mapas que hayamos explorado, redescubriendo nuevos secretos, habilidades y elementos desbloqueables -que son tanto cosméticos como parte del lore del juego- al usar las nuevas capacidades que el protagonista haya ido ganando. De esta forma, la primera vez que aterricemos en un planeta podremos hacer menos cosas que las siguientes, lo que hará que volvamos a descubrir cada uno de los emplazamientos que visitamos, ya que su diseño visual es tan interesante como el propio diseño de mapas en sí, haciéndonos disfrutar con cada secreto que descubrimos.

Esta 'rejugabilidad' además viene a paliar un pequeño 'pero' del juego, ya que Star Wars Jedi: Fallen Order no acaba de ser demasiado largo si vamos directamente al turrón. Por eso, poder volver a los planetas anteriores para encontrar más secretos, siempre es bienvenido... Sobre todo si es tan entretenido como en esta ocasión. Y es que Respawn Entertainment ha conseguido encontrar el punto justo de combates difíciles, saltos imposibles y situaciones épicas para mantenernos enganchados. Tan pronto estamos devolviendo disparos de energía como usando la fuerza para paralizar o empujar a un enemigo, repartiendo espadazos a troche y moche, plataformeando de acá para allá.

Tráiler de anuncio de Star Wars Jedi: Fallen Order.

El viaje es interesante y las mecánicas funcionan a la perfección a todos los niveles. Es raro, en los tiempos que corren, tirarse varias horas en un mismo nivel, explorando y subiendo de nivel sin sentir la necesidad de avanzar en la historia, pero eso es lo que sentimos con Star Wars Jedi: Fallen Order. Además, no en todos los casos tenemos que tener una paciencia de hierro, ya que al existir 4 niveles de dificultad, podemos adaptar la experiencia a nuestro nivel de paciencia/habilidad (y además se puede cambiar esa dificultad en cualquier momento a través del menú de pausa). Quizás, esta adaptabilidad es uno de los detalles que más lo acaban de alejar de la aridez de la fórmula de Dark Souls, en la que el 'casi imposible' era la única configuración posible.

En resumidas cuentas, que esta obra de Respawn Entertainment es altamente recomendable y divertida, a poco que te gusten los juegos de peleas, exploración y aventuras. No digamos ya si eres fan de Star Wars, en cuyo caso tienes que añadir a la nómina de características positivas que trata la licencia con sumo cuidado, sumando nuevas capas de sofisticación a una historia que creíamos ya manida, pero que resulta que aún tiene matices por concretar... Y eso nos encanta. No es que nos pille por sorpresa, ya que este estudio ya nos trajo una campaña extraordinaria de ciencia ficción en Titanfall 2 (haceos un favor y jugadla si aún no lo habéis hecho), pero siempre es bienvenido que sigan demostrando su maestría con una licencia tan importante como esta.

Pero... ¿es todo perfecto en Star Wars Jedi: Fallen Order? Por desgracia no. Lo primero es que por su estilo no gustará a ciertos jugadores, y a eso hay que añadir que habrá a quien no le convenza la resolución de la trama que propone que, como mínimo, es controvertida. A esto hay que añadir ciertos problemas técnicos que añaden un puñado de 'peros'. Por ejemplo, habrá momentos en que la cámara nos dejará con el culo al aire, aunque no sea lo habitual. También hay pequeños bugs aquí y allá con el antialiasing, por ejemplo. Y a esto hay que sumar unos tiempos de carga que a menudo son exagerados.

Si seguimos con las pegas, podemos decir que hay momentos en que las texturas no están a la altura, y que hay momentos en que hay algún pequeño tirón en la tasa de imágenes por segundo. Sin embargo, se trata de errores muy menores dentro del panorama general que presenta Star Wars Jedi: Fallen Order, puesto que el acabado audiovisual del juego acaba siendo más que satisfactorio. Los efectos visuales, animaciones, ambientación... Todo raya a un nivel excelente, que además se ve secundado por una parte sonora extraordinaria, en la que la banda sonora se lleva buena parte del protagonismo, con un más que meritorio doblaje al castellano.

90

Star Wars Jedi: Fallen Order nos ha sorprendido bastante con su propuesta a medio camino entre Uncharted y Soulsborne, en la que incluso consigue mantener una identidad propia. Se trata de un juego de acción intenso y complejo en el que nos convertimos en el centro de una trama ambientada en una galaxia muy, muy lejana. Todo eso lo hace a las mil maravillas, añadiendo además toques de rejugabilidad al estilo Metroidvania que resaltan aún más el excelente diseño de niveles de Respawn. Hay ciertos matices técnicos que no acaban de estar tan pulidos como nos gustaría, pero se trata de flecos menores que no perjudican demasiado a nuestra percepción del título. Si eres fan de Star Wars, ni lo dudes, este título te conquistará. Si lo que te van son los juegos de combate y exploración al estilo de, por ejemplo, Sekiro, también será un juego para ti. Si lo que buscas es algo mucho más casual, quizás sea el único caso en que deberías mirar hacia otras opciones.

El diseño de niveles.
Rebosa cariño a la saga galáctica por excelencia.
Su sistema de combate, reflexivo y muy bien planteado.
Ciertos flecos técnicos por pulir.
Que no sea tu tipo de juego.
0

Noticias

Minuto a minuto

16:21 Legends Pokémon Arceus: ¿Entonces está bien llamarlo mundo abierto?
15:08 Los jugadores se lo toman a risa y ya llaman a Vanguard "el DLC caro de Warzone"
14:37 My Hero Academia Ultra Rumble: Primeros vídeos del battle royale de Boku no Hero
14:12 LoL - LEC Spring Split 2022: Equipos, resultados, calendario y más sobre la gran competición europea
13:30 LoL - Guía de Ziggs AP: Las mejores builds, runas y trucos en la Temporada 12
13:27 10 sagas olvidadas de los videojuegos que merecen una nueva entrega ya mismo
12:50 Mientras tú sufres con Genichiro, un tipo se ha pasado Sekiro en menos de dos horas a ojos vendados
12:20 Call of Duty: ¿Cuándo sale el pack de Ataque a los Titanes en Warzone y Vanguard?
12:06 Clash Royale: Los mejores mazos para arrasar en la arena 10
11:54 God of War se convierte en el mejor estreno de la historia de PlayStation en Steam

Artículos

recomendados

LoL - LEC Spring Split 2022: Equipos, resultados, calendario y más sobre la gran competición europea
Genshin Impact: Tier List de los mejores personajes del juego en el parche 2.4
Shadow Tower Abyss, el juego perdido de From Software que mezcla Dark Souls con escopetas

Guías

por descubrir

Tier list, guía de los mejores campeones de LoL en la Temporada 12
Genshin Impact: Tier List de los mejores personajes del juego en el parche 2.4
Wild Rift: Tier List, mejores campeones del parche 2.6a para cada posición