MGG / Últimas Críticas de juegos /

Análisis de Song of Iron para PC y Xbox: Vikingos en 2 dimensiones

Análisis de Song of Iron para PC y Xbox: Vikingos en 2 dimensiones
0

Song of Iron nos hace trasladarnos a la época vikinga, donde la realidad se mezcla con la mitología norteña, llena de dragones, trolls y artefactos mitológicos, en un viaje que, sin ser memorable, funciona con creces.

Análisis de Song of Iron para PC y Xbox: Vikingos en 2 dimensiones
65

Desde hace años, los videojuegos ambientados en la época de los vikingos se han vuelto muy populares, gracias, sobre todo, al inmenso éxito de obras como God of War (2018), Assassin’s Creed Valhalla o Valheim, por ejemplo. Cada título abarca este periodo de una manera diferente, algunos acercándose mucho más a una visión “realista”, y otros más a la mitológica. Song of Iron intenta mezclar estos dos acercamientos, pero sin plasmar bien ninguno de ellos.

Antes de nada, aclarar un tema importante: la obra está desarrollada por una sola persona, Joe Winter, bajo el nombre del estudio Resting Relic, quien se ha encargado de la titánica tarea de crear un título por su cuenta, trabajando en todos los ámbitos él mismo. Es importante tenerlo en cuenta (aunque no es excusa para ninguno de los errores que hemos visto durante el título) ya que hay apartados del juego muy poco cuidados respecto a otros, y tenemos que entender que, siendo una sola persona, haber lanzado una obra así es algo que hay que alabar.

Una trama de venganza a la que le falta fuelle

El título tiene un comienzo muy abrupto: nos pone en la piel de un/una vikinga, la cuál tiene que detener el ataque de su aldea de manos de otro clan. Con una explicación breve y muy simple, nos vemos embarcados en un viaje, donde pasaremos por campos de batallas, bosques, cuevas llenas de criaturas, e incluso montañas nevadas, para poder cumplir nuestra venganza.

Al meternos más a fondo en temas de narrativa, vemos que hay fallos en muchos aspectos: para empezar, se pierde muy rápido el hilo de la historia, ya que a la hora de juego no te acuerdas de por qué estamos haciendo el viaje que comenzamos en nuestra aldea, y eso pasa por la falta de diálogo y de explicación. Tampoco ayuda la falta de voces, ya que las interpretaciones en voces siempre consiguen que los diálogos (y, por ende, la trama) nos lleguen mucho más, y nos importen, cosa que en este título, no pasa.

En líneas generales, la historia pasa a un papel muy secundario, algo que, sinceramente, debería ser de los apartados más cuidados de esta obra. Al final, lo que nos lleva a avanzar más no es la curiosidad de ver cómo prosigue la trama, si no el querer conocer más paisajes y ambientes que el juego nos tiene preparados, los cuáles desgranaremos más adelante, ya que es de lo mejor que tiene el juego.

Un sistema de movimiento y combate fiel a la realidad, pero al que le falta mucho pulido

Millenium

Ahora pasaremos a hablar del movimiento y combate del título, y aquí se nota que Joe Winter, el creador del juego, tenía mucha experiencia trabajando en animación. Al jugar, notamos que las animaciones pretenden ser lo más realistas posibles, y en muchos casos lo consigue, aunque haya veces que podamos ver algún que otro fallo. El personaje se mueve con mucho peso, ya que es una persona grande y con armadura y armas encima, así que no es precisamente ligero, algo que hará de los combates un reto más complicado, por culpa de que al atacar, bloquear o esquivar, no será algo instantáneo, si no que deberemos anticiparnos a los enemigos para así, evitar que nos golpeen.

El diseño de niveles es muy plano y deja mucho que desear, repitiendo las mismas mecánicas de escalada y de utilizar cajas para llegar a lugares elevados desde el primer momento del juego, hecho que hace muy poco variado el moverse por el mapa. Además, si le sumamos el hecho de que las animaciones muchas veces hacen que el personaje se quede clavado en algunos obstáculos o funcionen regular (como en los saltos), algunas veces llega a frustrar mucho.

Pasamos ahora al combate, una de las cosas que deberían estar más cuidadas, pero sin embargo, deja sensaciones muy agridulces. Al principio, es muy interesante el sistema de cambiar de armas, ya que se rompen con el uso, pero llega un punto (y no por el final de la aventura) donde acaba cansando, ya que es muy repetitivo y no cambia en todo el juego. Además, al pegar o al bloquear, no hay feedback de daño por parte del enemigo, dando la sensación que le estamos dando una paliza a un saco de patatas (y más cuando los derrotamos, ya que al caer parecen muñecos de trapo). Por último, hablar sobre el uso de los poderes que vamos consiguiendo, ya que es una gran idea, pero muy desaprovechada, y al final no nos acordamos ni que los tenemos en nuestro arsenal.

Visualmente y musicalmente, Song of Iron es una auténtica delicia

Millenium

En lo que de verdad destaca la obra de Winter es en el apartado visual y artístico, recordando mucho a títulos como Inside. Desde que se enseñó el juego por primera vez, a todos nos atrapó su estilo gráfico, muy estilizado, sin querer ser realista, inspirándose en el trabajo hecho con anterioridad por el estudio Playdead, como por ejemplo la ausencia de caras definidas en los personajes, o incluso en la manera en la que se desarrolla el juego (siendo un título en 3D pero se avanza en un entorno de scroll lateral, al más puro estilo Limbo).

El uso que hace de la luz en varios escenarios es increíble, ya que ayuda mucho a la inmersión del jugador. La iluminación, junto al desenfoque del fondo, y la colocación de la cámara, crea muchas veces paisajes hermosos que seguro, se quedan grabados en la retina de más de un jugador. Aunque también hay pegas en este apartado, ya que vamos pasando por ambientes de lo más variados, pero sin sentido, ya que abusa mucho de zonas cavernosas, donde el título no brilla tanto como lo hace en otros paisajes.

Por otro lado, tenemos la música, y es que hay piezas que acompañan tan bien, que es imposible imaginarnos escalando las crestas heladas, paseando por los campos verdes de Midgar, sin tener de fondo unos temas que casan a la perfección con la temática que se nos presenta en el título. Incluso, podemos permitirnos el lujo de decir que se inspiran mucho en el trabajo que se hizo con la banda sonora en la serie de Vikingos, ya que se repiten muchas fórmulas (como los coros, por poner un ejemplo) que hicieron de esa banda sonora, algo icónico.

Aún con muchos fallos, Song of Iron es un título más que disfrutable

Millenium

La obra creada por Joe Winter deja un sabor agridulce, ya que el concepto y la idea que se presenta es muy buena, pero la ejecución no está tan pulida como nos gustaría que estuviese. La historia empieza con una premisa simple y que podría haber explorado otros horizontes, en vez de irse por los derroteros por los que va, sobre todo en los compases finales de la aventura. Jugablemente, las bases son muy interesantes, pero con más tiempo, se podría haber llegado al nivel que Winter, seguro, quería alcanzar. Aunque no todo es malo, obviamente, ya que el trabajo tanto en el apartado visual y sonoro es excelente, haciendo que la inmersión en la obra sea mucho mayor.

65

Song of Iron es un juego con luces y sombras por igual, el cuál ofrece una aventura no mucho más larga de las 2 hora, que nos hará recorrer paisajes de la época vikinga, luchando por vengar a nuestro poblado, pero al que le faltaba aún bastante pulido en muchos apartados. Aún así, es una aventura que nos hará disfrutar cada momento que pasemos jugando, y os aseguramos que vale la pena ponerse a los mandos de nuestro personaje.

Recrea la época vikinga de una manera genial.
El apartado visual está muy, muy cuidado.
La banda sonora hará que queramos escucharla varias veces más, estemos o no jugando.
La historia queda en un segundo plano, sin importancia alguna.
Jugablemente podría estar mucho más pulido.
No es una obra larga, ya que dura poco más de 2 horas.

Ficha técnica:

  • Título: Song of Iron
  • Desarrolla: Resting Relic
  • Idioma: Texto en español.
  • Fecha de lanzamiento: 31 de agosto de 2021
  • Plataformas: Xbox One y PC.
  • Precio: 16,79 €

Análisis realizado por Adrià Pérez

juegos-top

Análisis de NBA 2K22 para PS5 y Xbox Series: El mejor gameplay en años, pero con problemas

NBA 2K llega fiel a su cita con los amantes del baloncesto. Nos ha encantado las novedades jugables que trae, pero vuelve a estar lastrado por los micropagos, bugs propios de las primeras semanas y el interés por ofrecernos cosas lejos de jugar partidos.

0

Noticias

Minuto a minuto

22:15 LoL: La interacción más odiada del juego que apareció en los Worlds 2021 y Riot debería eliminar
20:53 LoL: El próximo gran evento podría haberse filtrado y sus skins estarían basadas en Arcane
19:50 Fortnite: ¿Cómo conseguir las nuevas recompensas gratis de la FNCS?
19:07 LoL - Worlds 2021: Equipos, resultados, fechas y horarios del campeonato mundial
18:17 Wild Rift: Guía de Veigar Mid. Las mejores builds, runas y consejos
17:48 Valorant: La skin retro creada por un fan que ha enamorado a la comunidad
16:31 New World: La migración de servidores ya tiene fecha de lanzamiento
15:59 Genshin Impact - Misión Deseos: Cuál es y cómo completarla para poder participar en los eventos
13:59 Genshin Impact - Los sonidos del mundo: Guía del evento y cómo conseguir todas las recompensas
03:05 Dota 2 - Ceb: "Deseaba otro resultado para mi último torneo"

Artículos

recomendados

LoL - Worlds 2021: Equipos, resultados, fechas y horarios del campeonato mundial
La importancia de la música de Elden Ring con Yuka Kitamura tras Bloodborne, Dark Souls 3 y Sekiro
El primer tráiler de la nueva película de Resident Evil nos deja fríos como la sangre de un zombi

Guías

por descubrir

Tier list, guía de los mejores campeones de LoL en la temporada 11
Genshin Impact: lista de códigos con protogemas, Mora y experiencia gratis
Wild Rift: Tier List, mejores campeones del parche 2.4d para cada posición