MGG / Últimas Críticas de juegos /

Análisis de Control: AWE, el DLC que por fin une a Alan Wake con este universo

Análisis de Control: AWE, el DLC que por fin une a Alan Wake con este universo
0

Bajo la premisa de unir completamente los mundos de Control y Alan Wake, dos de los juegos de Remedy, llega AWE, la última expansión del juego. Aunque el resultado es un tanto decepcionante.

Análisis de Control: AWE, el DLC que por fin une a Alan Wake con este universo
65

Dentro de los planes de desarrollo de Control, se anunció una hoja de ruta con dos expansiones: La Fundación y A.W.E. Precisamente, esta última ya daba a entender que podría guardar relación con Alan Wake, uno de los juegos más condecorados de los desarrollado por el estudio finés Remedy Entertainment. Profundizando en el propio Control, a lo largo de la aventura encontrábamos notas y referencias acerca de un universo compartido que evidenciaban hacia dónde iba dirigida la obra.

Hace unas semanas se confirmó el lanzamiento de AWE con una secuencia en la que aparecía Alan Wake. Después de años pidiendo una secuela -American Nightmares no cuenta y ojalá no existiera- volvíamos a tener cerca al escritor de Bright Falls y su turbia historia, aunada en esta ocasión con la de Jesse Faden. La expectación fue enorme entre los fans del juego publicado en 2010, y se remató con el anuncio de Control Ultimate Edition, pack que incluye todos los contenidos hasta la fecha del juego; pero que también ha tenido su ración de polémica debido a la política de actualizaciones que tendrá Control de cara a la next-gen.

Obviamente, AWE juega con el fanservice de la comunidad fan de Alan Wake. Un reclamo que es un arma de doble filo. Las expectativas pueden ser un problema y el dar menos de lo que el público espera puede sentar como una losa. Y en esta ocasión ha salido cruz. Aunque es un DLC, su contenido resulta plano y decepcionante. No se saca demasiado partido a la unión entre los dos mundos, salvo en lo que todos esperábamos de antemano. Deja la peligrosa sensación de que se ha creado más con fines comerciales, ejerciendo de cebo para quienes echaban de menos el teclear de la máquina de escribir de Wake, que de otra cosa.

El contenido de AWE está integrado dentro de Control. Se puede jugar de forma orgánica en la aventura, desbloqueándose después de haber completado la séptima misión de la aventura. En nuestro caso, como ya habíamos completado el juego base, solo teníamos que alcanzar el ascensor de servicio para comenzar. Y, wow, qué bien arranca. Aparece una especie de visión de Alan Wake en el propio elevador, haciendo sus ambigüas conjeturas y contándonos sus dilemas existenciales para terminar de hablar de Jesse Faden, es justo lo que queríamos.

Esta especie de crossover toma el punto de partida interesante. Hartman, el psiquiatra que trata a Alan Wake en el primer juego, se ha convertido en un monstruo de oscuridad. Una criatura tenebrosa que añade a Control un ligero toque de survival horror -muy ligero- que no había tenido hasta el momento y que, en los primeros compases, no le sienta mal. Tomando el control de Jesse, debemos perseguirlo para que no se escape.

El principal problema de Control es que su desarrollo es tremendamente repetitivo. Avanzamos por pasillos en los que tenemos que hacer frentes a oleadas de Hiss para que no olvidemos dónde estamos y saquemos partido a los combates del juego, y se le añade el componente oscuro para recordarnos que Alan Wake es el protagonista omnisciente de este contenido. Por medio tanto de pequeños puzles que tendremos que resolver cogiendo linternas o lámparas con los poderes telequinéticos para desbloquear puertas corrompidas por la oscuridad.

Millenium

Un híbrido de los dos se vive en los combates contra Hartman a lo largo del DLC. Básicamente, tenemos que jugar con las luces, situándonos debajo o cerca para que no pueda atacarnos, y atravesando rápidamente la oscuridad para que no nos enganche y mate. Siempre hay complicaciones alrededor, pero básicamente, el objetivo es llegar a encender un generador principal para que la criatura es esfume hasta que la tengamos acorralada. Hay media docena de enfrentamientos con el psiquiatra-que-ha-perdido-la-cabeza. Los dos primeros tienen su aquel, pero la fórmula se agota y resulta aburrida cuando se repite en seis ocasiones. Si bien el contenido de los combates contra Hartman es diferente, el continente es el mismo.

Y por el camino, un tanto de soslayo hasta una efímera secuencia final, se evidencia de forma sutil lo que todos habíamos venido a buscar. Aunque, como todo en Control, la profundidad en su historia se encuentra en las notas que encontramos y, especialmente, en los vídeos en los que podemos ver a Alan Wake tecleando de manera fiera mientras esboza y rubrica en tinta su próximo proyecto.

Todo en AWE es demasiado anodino. Su desarrollo a nivel jugable no aporta nada especial, a excepción de la mecánica de la oscuridad para cumplir con su semejanza en Alan Wake. El resto, a nivel de game design, es bastante pobre y repetitivo. Y ni siquiera tiene narrativamente algo que nos haga quedarnos boquiabierto o un momentazo esperado. Te quedas igual que como cuando empiezas, pero sabiendo lo que ya sospechabas. Con la sensación de que se podían haber aprovechado mucho mejor estas 4/5 horas. Con la sensación de que es una bala perdida. Un cartucho sin tinta.

65

La expansión AWE llegaba para ser puro fanservice, para encandilar a los fans y dejar con la boca abierta uniendo definitivamente los universos de Control y Alan Wake. Finalmente, se ha quedado en un contenido que sirve de aperitivo. Pero de esos que te dejan con hambre, que no te sacian a pesar de su aspecto sabroso. Y lo peor es que por el camino estás deseando acabártelo para no quedar mal, o por si en el siguiente bocado llega una explosión de sabor. Pero a cada movimiento de mandíbula, no puedes parar de pensar en lo soso que está. Y tú esperabas una explosión de sabores. Pero, lo peor, es que en un par de años volverán a ponernos un plato similar, y seremos los primeros en llamar para pedir reserva.

La unión de universos se podía haber resuelto de otra forma, pero está bien integrada.
Su narrativa oculta en notas y vídeos.
Se echa en falta algún momento épico que justifique esta unión.
El desarrollo de los niveles de AWE es muy repetitivo.
Los combates contra Hartman abusan de las mismas mecánicas y son varios.

AWE, la expansión de Control, te permitirá rejugar las veces que quieras la mejor fase de la década

Entre los nuevos enemigos, armas y contenido de la historia de Control, también hay nuevas funciones, como repetir algunos enfrentamientos o misiones.

0

Noticias

Minuto a minuto

16:21 Legends Pokémon Arceus: ¿Entonces está bien llamarlo mundo abierto?
15:08 Los jugadores se lo toman a risa y ya llaman a Vanguard "el DLC caro de Warzone"
14:37 My Hero Academia Ultra Rumble: Primeros vídeos del battle royale de Boku no Hero
14:12 LoL - LEC Spring Split 2022: Equipos, resultados, calendario y más sobre la gran competición europea
13:30 LoL - Guía de Ziggs AP: Las mejores builds, runas y trucos en la Temporada 12
13:27 10 sagas olvidadas de los videojuegos que merecen una nueva entrega ya mismo
12:50 Mientras tú sufres con Genichiro, un tipo se ha pasado Sekiro en menos de dos horas a ojos vendados
12:20 Call of Duty: ¿Cuándo sale el pack de Ataque a los Titanes en Warzone y Vanguard?
12:06 Clash Royale: Los mejores mazos para arrasar en la arena 10
11:54 God of War se convierte en el mejor estreno de la historia de PlayStation en Steam

Artículos

recomendados

LoL - LEC Spring Split 2022: Equipos, resultados, calendario y más sobre la gran competición europea
Genshin Impact: Tier List de los mejores personajes del juego en el parche 2.4
Shadow Tower Abyss, el juego perdido de From Software que mezcla Dark Souls con escopetas

Guías

por descubrir

Tier list, guía de los mejores campeones de LoL en la Temporada 12
Genshin Impact: Tier List de los mejores personajes del juego en el parche 2.4
Wild Rift: Tier List, mejores campeones del parche 2.6a para cada posición